¿Qué ver en Gante?

5 sitios imprescindibles que ver en Gante

Gante es el secreto mejor guardado de Bélgica. Esta ciudad, situada en el área flamenca del país, se ha visto eclipsada turísticamente por sus vecinas Bruselas y Brujas. Sin embargo, en opinión de muchos viajeros, es la más bonita y auténtica de las tres. Cuando llegues a la ciudad seguramente te preguntes qué hacer y ver en Gante. Y es que Gent, que es como se denomina en flamenco, es una ciudad llena de lugares con historia donde, por ejemplo, nació el emperador Carlos I de España y V de Alemania. También cuenta con una gran vida cultural y de ocio, dinamizada por las más de 41.000 personas que estudian en una de las mayores universidades del país.

Gante es uno de esos lugares que no llena las guías de viajes, pero consigue dejarte un recuerdo imborrable. Cuando pasees por sus calles y monumentos, tendrás la sensación de viajar en el tiempo, pero también de descubrir una ciudad llena de vida. Tómate un par de días para ver la ciudad y descubre antes de llegar qué lugares visitar en Gante.

Lugares que no te puedes perder en Gante

Seguramente tu primer contacto con la ciudad de Gante sea la estación de tren de Sint-Pieters, ya que las comunicaciones por ferrocarril son muy buenas. Su vestíbulo con grandes lámparas y bonitos frescos en el techo ya la hacen un lugar especial, y te anticipa todo lo que esta ciudad puede ofrecerte.

Si hace buen tiempo, y te gusta pedalear, recorrer la ciudad en bici, como un gantés más, es la mejor experiencia. Cerca de ella hay varios locales para alquilar la tuya.

Si el tiempo no acompaña, vas con maletas o simplemente prefieres una opción más cómoda, coge el tranvía que te dejará en el centro de la ciudad. También hay una parada de taxis justo a la salida.

Seguro de viaje

Quedarse solo con algunos lugares de Gante es complicado. Si tienes tiempo te recomendamos que recorras la ciudad, no solo la zona más turística, sino las calles y plazas que la rodean. Para los que viajéis con el tiempo justo, que suele ser lo normal, en Mondo hemos hecho una selección de lugares imprescindibles que no te puedes perder.

📍 Muelles de Graslei y Korenlei

Se trata de la estampa más fotografiada de la ciudad y no es para menos. A ambas orillas del río Lys se levantan antiguas casas gremiales donde se descargaban las provisiones que llegaban a través del río. A un lado el muelle de Graslei y al otro el de Korenlei flanquean el paso del río.

Para tener una imagen completa del conjunto dirígete a los puentes de Grasbrug o de Sint-Michielsbrug. El primero es un puente elevadizo de madera y totalmente peatonal, mientras que el segundo se trata de un puente de piedra, con una escalinata directa, tanto a Graslei como a Korenlei. Desde él, además de contemplar el canal con el castillo de fondo, si te giras 90 grados, podrás fotografiar las tres torres de Gante en una sola toma, San Nicolás, San Bavón y Belfort.

¿Qué ver en Gante?

En verano las terrazas ocupan parte de los muelles y en invierno, la nieve cubre sus orillas. Disfruta de este paseo y no te preocupes porque te pille la caída de la noche, ya que así podrás disfrutar de una nueva visión de este lugar gracias a su iluminación.

📍 Castillo de los Condes de Flandes

Continuando por la orilla del Graslei y dejando atrás el puente de Grasbrug, te toparás con el castillo de los Condes de Flandes, también llamado Gravensteen. Esta fortaleza alberga en su interior una colección única de instrumentos de tortura, y es que aquí se llevaban a cabo las ejecuciones públicas de la ciudad. Aunque lo realmente bonito de esta visita es subir a la torre del homenaje y contemplar las vistas de la ciudad. Desde aquí se pueden observar las tres torres junto al canal de Graslei y Korenlei.

¿Qué ver en Gante?

📍 Iglesia de San Nicolás y Catedral de San Bavón

La iglesia más cercana al puente de Sint-Michielsbrug es la de San Nicolás, en flamenco Sint-Niklaas. Es una de las iglesias más antiguas de la ciudad y está construida en estilo gótico. Fue levantada por los mercaderes de Graslei y Korenlei, de ahí su cercanía. Merece la pena entrar, y contemplar sus bonitas vidrieras.

Siguiendo la calle, y dejando atrás San Nicolás, nos encontraremos con la catedral de San Bavón, o Sint-Baafskathedraal. Es un edificio majestuoso, y uno de los emblemas de la ciudad. La catedral alberga numerosos tesoros culturales, como obras de Rubens o el altar mayor.

¿Qué ver en Gante?

Pero la joya de este lugar, y de toda la ciudad, es el famoso cuadro de los hermanos Van Eyck: “La adoración del cordero místico”, culmen de la pintura flamenca. Es un cuadro espectacular, aunque en realidad no es solo un lienzo, sino que está formado por 18 paneles. Como curiosidad, uno de ellos se trata de una reproducción, ya que el original fue robado en 1934. El cuadro también fue sustraído por los Nazis y devuelto por los “Monuments Men” de las tropas aliadas en 1945.

La entrada a la catedral es gratuita, pero para contemplar el cuadro hay que pagar. Actualmente, algunos de los paneles se encuentran en proceso de restauración.

📍 Stadhuis y Belfort

El Stadhuis es el ayuntamiento de Gante. Este edificio tiene dos fachadas claramente diferenciadas. La que da a Hoogpoort es de un estilo gótico tardío, mientras que la que se divisa desde Botermarkt es de estilo renacentista. Si te apetece, recorre los hermosos salones del ayuntamiento en una de sus visitas guiadas.

Es justo la plaza de Botermarkt la que separa el ayuntamiento del Belfort, o el campanario de la ciudad. Te recomendamos que antes de subir a él cojas fuerzas en alguno de los bares y restaurantes de la ciudad.

La subida al campanario es obligada en tu visita a Gante. Es el punto más alto de la ciudad y desde donde obtendrás las mejores vistas panorámicas. En la torre se ubica un de los símbolos de Gante, el dragón. Colocado en lo alto desde 1377, vigila la ciudad y los tesoros del Belfort. Y es que la torre del campanario alberga los fueros y privilegios municipales desde 1402. Escuchar doblar a sus campanas es otra de las atracciones de este lugar.

📍 Vrijdagmarkt

Se trata de una bonita plaza situada frente al barrio de Patershol, al otro lado del río. Una buena idea es llegar después de visitar el castillo de los Condes de Flandes, y de perderse entre las calles estrechas del barrio de Patershol.

¿Qué ver en Gante?

Esta plaza es el lugar ideal para reponer fuerzas, ya que está llena de restaurantes y cervecerías donde tomarte algo. En el centro de la plaza se levanta la estatua de Artevelde, que con su brazo indica el camino hacia a Inglaterra, y en su tiempo, hacia la prosperidad. En uno de los extremos de la plaza, podemos encontrarnos el Dulle Griet, un gran cañón rojo, que también da nombre a un famoso bar.

🍽️ ¿Dónde comer en Gante?

El plato estrella de la gastronomía belga son los mejillones con patatas fritas. Encontrarás este manjar en todos los restaurantes turísticos de la ciudad. Muchos de ellos se ubican en la zona del puente de San Miguel, en la Catedral o en la Vrijdagmarkt. Una experiencia muy belga es el bufet libre de costillares en el restaurante Amedeus, justo detrás de la iglesia de San Nicolás, de camino al ayuntamiento. Sin embargo, Gante tiene mucho más que ofrecer. Si quieres salirte de lo turístico, en la calle Oudburg encontrarás numerosos sitios para comer, muchos de ellos con sabores turcos.

¿Dónde tomar algo en Gante?

Más allá del famoso chocolate belga, por lo que realmente es conocida la gastronomía del país es por sus cervezas. La ciudad está llena de cervecerías en las que probar sus diferentes variedades. Sin embargo, algunas de ellas son tan peculiares, que, aunque no bebas nada, la visita merece la pena.

 

🍸Dulle Griet (Vrijdagmarkt)

Todo el mundo lo conoce como el bar del zapato. Y es que, en esta peculiar cervecería, podrás degustar la conocida cerveza Kwak, pero para ello deberás pagar algo más que su precio. Esta cerveza, que es para compartir entre varios, se sirve en un vaso muy especial, así que, como fianza, deberás dejar un zapato, que colocarán en una cesta y lo subirán al techo del local. Un ritual que asombra la primera vez que lo ves.

🍸Hot Club Gent (Groentenmarkt)

No es fácil dar con este local, ya que se encuentra en un callejón al que se accede desde la plaza Groentenmarkt. Por las noches podrás tomarte una cerveza mientras escuchas música jazz en directo.

🍸‘t Galgenhuis (Groentenmarkt)

En la misma plaza Groentenmarkt se ubica el ‘t Galgenhuis. Se trata de un local minúsculo, de dos pisos, pero con mucho encanto. En la parte superior solo hay una mesa con tres sillas. Si eres uno de los privilegiados de cogerla, te recomendamos que te sientes y contemples por la ventana las vistas del río Lys y el ir y venir de gente por la plaza.

🍸‘t Velootje (Patershol)

Este bar no sale en ninguna guía. De hecho, no parece para nada un bar, y para distinguirlo debemos buscar la señal de una bici sobre su puerta. La dirección exacta es Kalversteeg 2, aunque no siempre está abierto. Su dueño es un tipo peculiar, que ha llenado todo el espacio de cacharros viejos y donde hay varios gatos que se pasean por las mesas. Es una experiencia peculiar, que no se parece a nada que hayamos vivido. Aquí no se pide una cerveza en concreto, sino que simplemente pides una cerveza y el dueño te trae una de su colección. Eso sí, cualquiera de ellas está buenísima.

Como ves, Gante es uno de esos lugares que tienes que visitar pero, sobre todo, vivir. Disfrutar de sus calles, su cultura, sus gentes y su ocio. Un lugar en el que sentirte a gusto sin que nada te amargue el viaje. Si quieres ir a Gante con total tranquilidad, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestros seguros de viaje más completos, los cuales incluyen la App de asistencia en viaje. Esta App es exclusiva para clientes Mondo, desde la cual podrás utilizar un chat médico disponible las 24 horas del día, así como hacer llamadas de emergencia gratuitas vía wifi.

ÚLTIMAS ENTRADAS
viajar en solitario
Los 15 mejores destinos para viajar solo
marzo 31, 2020
metrocard
Cómo usar la MetroCard en Nueva York
marzo 17, 2020
Guía de los Aeropuertos de Nueva York
marzo 17, 2020
¿QUIERES ASEGURAR TU VIAJE?
Seguro de viaje
Seguro anual
Seguro de cancelación