Cuando contratar un seguro de viaje

¿Cuándo contratar un seguro de viaje obligatorio?

Cuando estamos a punto de realizar un viaje, siempre nos hacen la misma pregunta: si deseamos contratar un seguro de viaje. Los viajes de las agencias suelen llevar implícita su contratación, en la que se suelen cubrir los gastos médicos o de hospitalización, así como los de repatriación, en un caso extremo. Ampliar estas coberturas ya depende del viajero, pero conviene, en muchos casos, hacerlo. Si viajamos por nuestra cuenta, conviene informarse primero acerca de si se exige un seguro de viaje obligatorio, ya que muchos países lo solicitan para entrar o lograr un visado. 

¿Cuándo se debe contratar un seguro de viaje obligatorio?

Como se ha informado, no siempre es obligatorio contratar el seguro de viaje, pero sí resulta muy aconsejable, para tener garantizada una cobertura médica en condiciones o la repatriación, en caso de extrema gravedad. Llevar a cabo estos trámites por cuenta propia resultaría muy costoso, por lo que tener un seguro de viaje nos garantizará no tener ningún problema si se produce un accidente. 

Entre los países que exigen un seguro obligatorio para viajar, podemos citar Argelia, Cuba y Rusia. Sin su contratación no se nos emitirá el visado ni se nos permitirá entrar. En Cuba no podremos abandonar la isla si tenemos alguna deuda pendiente en materia sanitaria. 

Hay otro grupo de países (Estados Unidos, Canadá, China, Colombia o Venezuela) donde no se exige la contratación del seguro de viaje obligatorio, pero resulta muy aconsejable gestionarla, ya que los gastos médicos, al no existir un sistema de salud público, son excesivamente caros. 

Un último grupo está formado por Australia, Nueva Zelanda, Japón y Canadá, donde no se nos exigirá visa si viajamos como turistas. Sin embargo, si lo hacemos como estudiantes o por motivos de trabajo, sí que se exige la contratación de la póliza. 

Seguros de viaje en el Espacio Schengen Seguro de viaje obligatorio Espacio Schengen

 

El Tratado Schengen debe su nombre a la ciudad luxemburguesa donde este se firmó en 1985. En él se establece la libre circulación de personas entre los 25 países europeos firmantes (la mayoría de los miembros de la UE, además de varios países no miembros, como Suiza). Si eres extranjero de un país no perteneciente a la UE y vas a viajar en breve a ella, necesitarás un pasaporte en vigor, un seguro de viaje Schengen y una visa Schengen. Muy importante es que tu aseguradora debe tener sucursal en Europa. 

Beneficios de la visa Schengen 

Para conseguir la visa Schengen, debemos tener contratado el seguro previamente. Entonces podremos acudir a la embajada o al consulado del país que deseamos visitar y solicitar la visa. Este visado es válido para todos los países del tratado y se puede disfrutar por un periodo máximo de 90 días, en el espacio de 6 meses. Si se dispone de ella, nos podremos desplazar por todos los países miembros que queramos, sin necesidad de solicitar un visado en cada uno de ellos y con el consiguiente ahorro de burocracia y tiempo. 

Requisitos que debe contener tu seguro Schengen 

Para que den por válido nuestro seguro y nos concedan la visa, nuestra póliza debe cumplir lo siguiente: 

  • Cobertura médica por asistencia, por un importe mínimo de 30.000 €. 
  • Cobertura médica en caso de accidente, por un importe mínimo también de 30.000 €. 
  • Asistencia legal en caso de algún problema. 
  • Repatriación por motivos sanitarios de emergencia o causas administrativas. 
  • La devolución de los gastos cubiertos por el seguro no puede efectuarse por reembolso. 
  • El seguro de viaje no puede tener ninguna cláusula ni excepción que pueda producir deducciones en los gastos cubiertos. 
  • La compañía que emite el seguro debe tener una sucursal permanente en unos de los territorios Schengen. 
  • El periodo de vigencia del seguro de viaje debe coincidir con el tiempo de duración de nuestra visita al territorio Schengen. 

Una cosa a tener en cuenta es la existencia de 5 países europeos que no son firmantes del Tratado Schengen. Por tanto, con el fin de entrar en ellos, necesitaremos solicitar un visado para cada uno de ellos. Estos países son Bulgaria, Rumania, Chipre, Irlanda y Reino Unido. No obstante con el seguro de viaje Schengen tendrás cobertura en todos ellos. 

Países sin visa Schengen 

Además de los países comentados, hay un total de 43 Estados no pertenecientes a la Unión Europea cuyos nacionales no necesitarán solicitar la visa Schengen para viajar. Entre los más importantes, destacamos los siguientes: Argentina, Chile, Venezuela, Brasil, Colombia, México, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Corea del Sur… Esto se debe a los convenios bilaterales firmados por los Gobiernos de estos países y la Unión Europea. Sus ciudadanos solo necesitarán para viajar por el Espacio Schengen un seguro de viaje igual a los requeridos para la obtención de la visa. A los turistas de estos países se les podrá solicitar la documentación para el viaje de manera rutinaria, pero, una vez dentro del Espacio Schengen, tendrán los mismos derechos que cualquier poseedor de una visa. 

¿Cuándo contratar un seguro de viaje obligatorio?
¿Te ha gustado?