kilimanjaro

Mi último reto: subir el Kilimanjaro (por Verónica Lorente)

Soy Vero, mochilera de origen Canario amante de la aventura y de las experiencias fuertes. Empecé a viajar con el biberón en la mano, con lo que la mochila la tengo preparada siempre. En mi blog Si no has viajado puedes encontrar rutas, sitios donde alojarse, sitios para comer de muchos países. En mi Instagram puedes ver como es la realidad de la calle; negociar con taxis, pedir comida en sitios que no hablan inglés, cruzar las calles o retratos de gente local.

Después de mi paso por el Campo Base del Everest, me dije que mi siguiente reto sería subir el Kilimanjaro, la montaña de las nieves perpetuas. Tanzania es un país que sorprende desde el minuto uno que pones el pie allí. No solo es montaña y safaris, también tiene playas paradisíacas de arena blanca y palmeras. Es un lugar mágico y tiene todas las opciones para que tu viaje sea un éxito. 

Ascensión al monte Kilimanjaro por la ruta Marangu

ruta Marangu Kilimanjaro

Cuando decidí que mi siguiente reto sería el Kilimanjaro, busqué cuál era la ruta apta para mi. Soy una persona activa, que hace bastante deporte, pero no hago alpinismo, por lo que me decidí por la ruta Marangu o comúnmente llamada como “la ruta de la Coca Cola” El único hándicap de esta ruta es el poco tiempo que tienes de aclimatación. 

Ascender hasta los 5.8 no fue fácil. Aunque mi cuerpo está acostumbrado a situaciones extremas, en la tercera etapa empecé a sentir los síntomas del mal de altura: vómitos, dolor de cabeza y somnolencia (menos mal que iba bien asegurada). Recuerdo que mi guía (obligatorio por el gobierno Tanzano) me preguntó qué quería hacer. Me conozco, he estado en más ocasiones en momentos límites, por eso le dije de seguir. Sabía que mi cuerpo podía aguantar mucho más y que eso sólo era un bache en camino

Éramos 5 personas durante el trekking y solo tres hicimos cima. También había bastantes personas cuando llegamos a la tercera etapa, que se daban la vuelta. 

El cuarto día, después de 10 horas de sufrimiento, llegamos a la cima. Recuerdo ese día, el frío invadía mi cuerpo y el sol calentaba mi cara. Era una sensación confusa de agotamiento y felicidad por haber logrado otro pico, pero fue duro, bastante duro. Estaba en la montaña más alta de África y eso daba un subidón inexplicable. La famosa montaña de las nieves, la que tantas veces había visto en documentales. ¡Estaba allí, en lo más alto!

Consejos para subir al Kilimanjaro

Si eres de los que te gustan este tipo de aventuras, te animo a que lo hagas. Lo ideal sería prepararse con bastante tiempo, porque no es un trekking sencillo y no por su orografía, sino por los pocos días que tienes para aclimatar. 

Durante el trekking tu equipo de montaña te dirá que comas, que comas muchísimo. Al principio será sencillo, pero a medida que aumente la altura, será casi imposible. Te darán ganas de vomitar, tendrás el estómago cerrado y será imposible ingerir la cantidad de alimentos que te pone el equipo en la mesa. 

También es muy importante el descanso, aunque el día previo a coronar la altura no te dejará descansar. Pasarás toda la tarde-noche despierto, pero es algo totalmente normal. 

De la ropa para el trekking se ocupará tu equipo. Si solo vas a Tanzania a por el Kilimanjaro, es fácil llevar toda la ropa de montaña, pero si después vas a estar más tiempo en el país se hace casi inviable. Llevarás varias cosas básicas: botas, camisas térmicas, suéter térmico, gorro… y después de que tu equipo te chequee todo lo que llevas, te dirá lo que te hace falta. El resto de cosas para el equipo lo alquilas allí.

Mis imprescindibles si viajas a Tanzania

que ver en tanzania

  • Ver animales en libertad. Esta debería ser la única manera de ver animales, en su hábitat. Es una experiencia apta para todas las edades y es increíble lo cerca que los puedes llegar a tener. 
  • Visitar alguna cascada. Las Cascadas de Materuni, rodeada de campos de café es una opción fabulosa para integrarte en la naturaleza. Ojo, ¡el agua está congelada! 
  • Sumergirte en las calles de Stone Town. Stone Town, Mji Mkongwe, en suajili o Ciudad de piedra de Zanzíbar en español, es la capital de la isla y está declarada Patrimonio de la Humanidad desde el año 2000. 
  • Tomar el sol en una lengua de arena. La playa de arena blanca de Nakupenda es el sitio ideal para nadar en las aguas turquesas del Océano Índico y acostarte en su arena blanca.

¡Tanzania es un lugar mágico!

Leave a Reply

ÚLTIMAS ENTRADAS
Dónde viajar en verano
Dónde viajar en verano
mayo 10, 2022
Templo de Pura Ulun Danu Bali
Los 10 imprescindibles que ver en Bali
mayo 4, 2022
Egipto piramide
Viajar solo a Egipto
mayo 2, 2022
¿QUIERES ASEGURAR TU VIAJE?
Seguro de viaje
Seguro anual
Seguro de cancelación