Viajar abre la mente y el corazón

No hay nada como las experiencias de un viaje
Visitar otros lugares nos permite conocer otras gentes y sus distintas culturas, disfrutar de sabores nuevos, escuchar músicas desconocidas. Viajar, en definitiva, nos ayuda a cambiar nuestra perspectiva del mundo, a ampliar la forma de verlo y a apreciar lo maravilloso que es vivir en él.

Viajar es una de nuestras pasiones, pero debemos tener en cuenta que cada uno de nuestros viajes deja una importante huella en el planeta.
Nuestro granito de arena
Somos una empresa sin fronteras
Queremos que nuestra apuesta por un mundo solidario tampoco tenga barreras. Por eso hemos llegado a un acuerdo de colaboración con “Médicos Sin Fronteras” para participar y ayudar activamente con ellos en zonas y colectivos que sufren emergencias humanitarias y médicas por todo el mundo.

El manual del buen viajero

En nuestras pequeñas (y no tan pequeñas) decisiones cotidianas está el poder de cambio
Elige operadores turísticos, compañías aéreas y hoteles comprometidos con las comunidades de acogida y con el medio ambiente.
Adáptate a los usos y costumbres locales, sin imponer tus hábitos y estilos de vida.
No te lleves nada de la naturaleza, no te lleves souvenirs de los espacios naturales y arqueológicos. No compres productos hechos con plantas o animales en peligro de extinción.
Consume localmente, compra tus recuerdos del viaje en tiendas locales y establecimientos de artesanía, intenta encontrar sitios típicos a donde vayan los lugareños y prueba la cocina local más auténtica. Esto ayudará a impulsar las tradiciones artísticas culturales y los negocios locales.
No derroches energía, apaga el aire acondicionado y las luces de tu habitación cada día y minimiza la generación de residuos.
Usa el transporte público y la bicicleta cuando sea posible: además de ser una manera barata y amable con el medio ambiente, también podrás ver cómo es el día a día de los locales.
¡Y difunde! A tu regreso, reflexiona sobre lo que has conocido y aprendido en tu viaje y sobre tus logros como turista responsable. Cuéntaselo a tus amigos y familiares y comparte con ellos las prácticas y las ventajas del turismo responsable cuando viajéis juntos.